Quiero viajar a...
Se me antoja...

Viviana / Perú

El día 12 de Noviembre comienzo la aventura a Perú, destino excepcional. Excelente servicio en todos los ámbitos, tan comprometidos con su labor desde los choferes de traslado como los guías. La visita a Lima de rigor es genial, por ser la capital del país es una mezcla de lo ajetreado y citadino, y la herencia de sus culturas. Probamos Chichas (hecho a base de un maíz negro) y Pisco sour prácticamente a cada lugar que visitamos. Mucha variedad de lugares históricos para visitar y la antesala para las siguientes visitas a Cusco y Valle Sagrado.

Cusco fue otro destino a visitar. Ubicado a una altura de 3,500 metros con su encanto de Pueblito Mágico, sus calles empedradas y estrechas que se disfrutan mejor a pie. Su clima muy parecido a San Cristóbal… sol y calor en el día, y un frio riquísimo en la noche. Se recomienda tomar constantemente porciones pequeñas del famoso Te de Coca, de preferencia una tacita en la mañana, otra en el almuerzo y otra antes de las 6 pm, muy recomendado para quienes vivimos a nivel del mar. ¡Ayuda bastante!

Valle sagrado fue nuestro siguiente destino, que con su mercado de Pisac y su enorme variedad de artesanías hay que saberlo aprovechar. ¡Mucha variedad de lo mejor de las artesanías Peruanas! Por primera vez comimos Cuyo, (especie de hámster grande) muy rico y típico del lugar. Aunque algunos lloramos por comernos a tiernos animalitos pero muy ricos.

Nuestra última parada y la más esperada fue Machu Pichu, lugar majestuoso… Se siente la energía de una cultura tan avanzada para su época. Para llegar, primero debemos viajar en tren hacia Aguas Calientes, un pueblito a escasos 30 minutos en autobús de Machu Picchu. Te deleitarás con unas vistas panorámicas preciosas, llenas de vegetación y ríos. ¡Ten a la mano tu cámara fotográfica, pues querrás hacer inolvidables estas imágenes! El área edificada en Machu Picchu incluye al menos 172 recintos, los andenes o terrazas de cultivo de Machu Picchu lucen como grandes escalones construidos sobre la ladera. Hay una montaña llamada Huayna Picchu la cual es un verdadero reto para los intrépidos. ¡Una excelente vista desde la cima, otra más para coleccionar!

 

 

Datos Personales

Datos del Viaje